[Reseña sin Spoilers] Los Primarcas.

¿Qué tal compañeros de Cargad? pues el otro día encontré un medio esbozo que hice de “los Primarcas”, como guión para hacer un video de youtube, que al final no llegó a nada, pero que he decidido rescatar, y ya que estamos, traerlo aquí.

Se que es un poco raro, porque la última novela que reseñé fue “El Descenso de los Ángeles”, el sexto tomo de la Herejía, y “Los Primarcas” es el 20. Pero por desgracia cuando me leí “Legión”, hace ya un par de años, no hice guión, ni pre-reseña ni nada, tendría que releerme un poco por encima la novela, y ahora no tengo tiempo para estos menesteres.

Por cierto es una reseña sin spoilers, no quiero chafar a nadie la lectura. Pero dejare un comentario aparte, comentando algunos asuntos mas delicados para quienes se hayan leído ya las novelas.

Pero dejémonos de preámbulos, y vayamos allá, a por “Los Primarcas”.

Argumento general.

“Los Primarcas” es una recopilación de cuatro cuentos largos centrados cada uno de ellos en un primarca, concretamente; en Fulgrim, Ferrus Manus, Lion El’Jonson y Omegon.

No son meros cuentos, se trata de historias relativamente extensas, novelas cortas, sobre algún acontecimiento particular en el que el primarca en cuestión ha participado, aprovechando al mismo tiempo para profundizar de diferente forma en su carácter e historia.

Cada autor lo hace a su manera, obteniendo resultados distintos, y es que si algo he de destacar antes de ir a lo concreto, es que se nota una cierta divergencia entre la calidad narrativa de cada una de las historias. ¿Cuál es la mejor? ya lo veréis, quizás hasta os sorprenda.

1r. El Reflejo Agrietado – Graham McNeill

En este cuento el bueno de Graham nos narra las andanzas de Fulgrim después de los acontecimientos de la novela “Fulgrim”. Nos encontramos ante un primarca cada vez más enloquecido y demente, totalmente corrompido por el caos.

El cuento es narrado desde el punto de vista del mismísimo Lucius, el obsesionado espadachín que conocimos en “Fulgrim”. Las cosas han cambiado realmente en la legión, la locura se ha apoderado de la antaña resplandeciente Orgullo del Emperador, convirtiendo sus refinados pasillos y grandes salas en lugares dantescos, prueba de la enfermedad que ha corrompido ya por completo la legión.

No son menores los estragos sobre los propios legionarios, que se han dejado atrapar por sus deseos y placeres más grotescos y excesivos, convirtiendo la carne de su cuerpo en un laboratorio para el placer, y los rostros de muchos de ellos, antaño orgullosos y altivos, en un mural de facciones retorcidas, heridas horrendas y expresiones desfiguradas.

Es en este entorno que Lucius se da cuenta de que a su amado primarca le pasa algo, como si otra persona le hubiera suplantado. La historia empezará desde este punto, centrándose en el camino de Lucius para encontrar la verdad.

Al estar escrita por el bueno de Graham, la redacción es impecable, los diálogos son buenos, los personajes molan.

Pero, he de decir que no me acabo de gustar el final, y no porque no sea bueno, sino porque para mí va en contra del sublime, majestuoso y magistral final de “Fulgrim”, la historia de la cual parte este cuento. Es como si Graham se hubiera arrepentido, y con este cuento se desdijera en parte de lo que nos contó en esa historia.

Esa es la simple falla que le encuentro, realmente es algo muy subjetivo, y se que mucha gente piensa exactamente lo contrario, y le gusta el rumbo que toma la historia de Fulgrim en este cuento.

¿Por qué pienso esto? para evitar spoilers innecesarios, dejaré la respuesta en los comentarios.

Por tanto, mi valoración, un 7, Graham no se merece menos.

2n. Hazaña de Hierro – Nick Kyme

“Hazaña de Hierro” narra la historia de Ferrus Manus, combatiendo en un planeta sin demasiada importancia contra una raza de eldars exoditas, mientras vemos como se repite por decima vez la típica trama del vidente eldar intentando advertir a un primarca de todo lo que está por venir.

La historia no está mal, el problema es que tampoco está bien. Es simplemente un cuento más, que pasa sin pena ni gloria, no aporta nada a la saga y la trama además de repetitiva no es que sea demasiado interesante. Ferrus murió pronto en la Herejía, y supongo que le tocaba un poco de protagonismo en algún cuento o algo, así que han escrito este, un poco a mala gana, y misión cumplida, o esa es la sensación que me da.

Valoro que hayan elegido una legión como los Manos de Hierro, que hasta ese momento habían aparecido muy poco en la Herejía, para protagonizar uno de los 4 cuentos. Se muestra el carácter rudo de Manus y trata por encima algunos elementos característicos de la legión, en especial su adoración por las maquinas, admiración que curiosamente en este cuento les va en contra, algo que me gustó.

La pena es que aún con elementos bastante buenos, es una historia muy olvidable, pasajera, sin apenas trascendencia, no es pesada de leer pero tampoco llega a atraparte en ningún momento, se siente como un mérito trámite para poder pasar al siguiente cuento. Aún así, por expandir la participación de los Manos de Hierro en la saga, la valoro positivamente con un 5,5.

3r. El León – Gav Thorpe

Como os podéis imaginar “El León” trata de Magnus el rojo y su deseo por…, no hombre, trata bueno, pues del bueno de Lion. Pues resulta que nuestro primarca favorito un buen día mientras se comía unas tostadas con leche para desayunar se dio cuenta de que atacaban un planeta perdido, y dijo, “hostias resulta que en ese planeta perdido hay un arma to chachi, que no me había acordado hasta ahora, que casualmente está a punto de caer en malas manos, de que estaba allí”. Así que na, se acaba sus tostaditas, que merendar es la comida más importante del día y no hay que descuidarla, coge a los que puede, y al ataque.

A partir de aquí se narra una historia no muy emocionante, ni muy buen narrada, ni muy buena en general, de Lion yendo a ese planeta para recuperar ese artefacto. Pero como el cuento tiene que durar 100 páginas, pues primero meten un poco de paja, matando ya de paso a algunos personajes importantes de otros libros de formas estúpidas para, no sé, poner algún giro de guión o algo en medio de tanta paja.

Luego llegan al planeta, un poco más de paja, y fin.

Me sabe mal para Lion, pero todo lo que leo sobre él siempre le hace quedar fatal y esta historia no es ninguna excepción. No sé, en todas las wikis y foros se describe a Lion como una máquina, un estratega nato, el puto Legolas de W40K y siempre que lo veo en acción encuentro que es un personaje soso, que no da una y con carisma -1.000.

El final es importante para la herejía y para los Ángeles Oscuros en general, pero por muy importante y relevante que sea, no compensa una historia mala, aburrida y mal contada. Mi valoración, un 3.

Una pena porque los Ángeles, y todo su rollo “caballeresco” me encanta, pero sus novelas y cuentos que he leído dejan mucho que desear.

4t. La Serpiente Interior – Rob Sanders

El último es el mejor de los 4 cuentos, y con diferencia. Es relevante para la historia y además está bastante bien escrito.

En este nos pondremos en las carnes de Omegon, quien decide reclutar un pequeño grupo para infiltrarse en una de sus propias bases y eliminar una serie de “espías” de su propia legión, traidores entre los traidores (por eso lo de serpiente interior) o bueno, al menos eso es lo que parece, porque con la Legión Alpha nunca se sabe.

La estructura del cuento es buena, esta bien ordenada y se distingue perfectamente el inicio, nudo y su gran desenlace. Rob Sanders se toma su tiempo, y a pesar de que es un cuento corto no se nota apresurado en ningún momento.

Se parece mucho a la típica historia de “robos”, con una primera parte en que el protagonista (Omegon) va por ahí reclutando una serie de personajes para que le ayuden en la importante misión que tiene que llevar a cabo. Se trata de una parte muy interesante, donde se usa el tiempo necesario para presentarnos a cada uno de ellos de la mejor forma.

El asalto a la base es frenético y emocionante, lleno de pequeños detalles que muestran lo cuidado que está el cuento. No es un asalto de irse liando a tiros por medio de habitaciones vacías y pasillos sin utilidad hasta llegar al jefe final. La fortaleza está perfectamente compartimentada, narrándose cada escenario con detalles precisos para que dé la sensación de que es una base de verdad.

Por cierto salen Demiurgos, o bueno, maquinaria suya, los enanos alienígenas de 40k, es una tontería, pero me gustó el detalle de que los emplearán.

Y el final, en fin, buenísimo con un giro sorprendente. Un cuento que podría ser una novela. De hecho, de momento, es lo mejor que he leído de la Legión Alpha. Por lo tanto, y como no puede ser de otra forma, mi valoración para él será buena, un 8.

Conclusión final.

“Los Primarcas” es un tomo de la Herejía difícil de valorar, pues el nivel entre los 4 cuentos es muy distinto. Lo veo como una ocasión perdida, al menos para Ferrus y Lion.

Por una parte la historia de Fulgrim y la de la Legión Alpha son buenas, y relevantes para la historia de la Herejía, diría que más la última que la primera. Están bien escritas, y son bastante disfrutables.

Por otro lado, la de Ferrus, todo y no ser mala, es bastante prescindible y superflua, si estuviera en un tomo en solitario os diría que pasarais de ella.

Finalmente la de Lion es mala, como nos tienen acostumbrados, por desgracia, con los Ángeles Oscuros. “El Descenso de los Ángeles” está llena de un lore precioso, pero está escrita de forma un tanto torpe. “La Caída de los Ángeles” es mala, mas que nada porque dedica medio libro a una historia sin trascendencia, y a decir verdad, bastante aburrida. Y este cuento, por desgracia, sigue esa estela de novelas desafortunadas y torpes, que podían haber sido pero no fueron.

En fin, mi valoración final, un 6. Si eres fan de la Legión Alpha, tírate de cabeza, porque el último cuento vale la pena, tómate los otros 3 como un añadido. Si vas en serio con la herejía, bueno pues también, porque el primer cuento y el último tienen cierta relevancia, si quieres sáltate los otros 2. Por otro lado, si estas de pasada por la Herejía, y solo quieres ir saltando de libro importante a libro importante, este es uno de los tomos que te puedes saltar tranquilamente.

Acerca de jaume30

Wargamero desde que naci, aficionado a la ciencia ficción en general. Escritor y creador de juegos en sus ratos libres, que de momento no son muchos.

4 comentarios en «[Reseña sin Spoilers] Los Primarcas.»

  1. SPOILER SPOILER SPOILER

    (de “Los Primarcas” y de “Fulgrim”)

    Por si no has visto el cartel de arriba, solo avisar que aquí comento un poco 4 cosas ya entrando en territorio spoiler, de cara a los que se hayan leído “Los Primarcas” y quieran debatir un poco sobre la novela, o tan solo quieran saber mi opinión.

    Dicho esto, y dándote por notificado de tal hecho posible lector, continuemos.

    1. El reflejo

    El final de “Fulgrim”, me parece maravilloso, ver como el primarca se daba cuenta, con la cabeza de su hermano entre sus manos, de que se había dejado corromper, de que su legión se había convertido en una ridícula caricatura de lo que había sido, y luego de todo ello, ver como Fulgrim se rinde, y se deja devorar por el demonio que llevaba dentro, como un último gesto de arrepentimiento y redención, me pareció increíble.

    De verdad, fue un momento muy dramático, que me dejó la piel de gallina. Para mí fue una verdadera tormenta de sentimientos, y eso que en su día iba ya medio spoileado por culpa de la Wiki. Para mí fue el final perfecto para la locura de Fulgrim, el primarca se dejó caer en una espiral de locura hasta que esta misma le devoró, literalmente. Aunque fuera por unos instante Fulgrim murió estando más cuerdo que nunca. No sé, encontré que fue un final poético maravilloso.

    Pero ahora en “los Primarcas” resulta que Fulgrim vuelve a las andadas, que lo de Istvaan fue tan solo una recaída de cordura en su senda de locura. Fulgrim, se ha recompuesto y ha vencido al demonio que lo poseyó para dejarse llevar más que nunca por el exceso, el placer y la locura, esta vez pero, ya por pura voluntad.

    No es un giro del todo malo, pero no sé, me gustaba el final poético que le dio Graham en la novela anterior.

    Como he dicho realmente es un buen cuento, mi disgusto es algo más personal que un hecho objetivo.

    2. El León.

    El personaje al que me refiero en el cuento de Lion es nada más, y nada menos, que Namiel, coprotagonista en “El Descenso de los Ángeles” y “Ángeles Caídos”. No es que fuera mi personaje favorito, y no es que me sepa mal que lo maten, por mi pueden matar a los 19 primarcas si quieren, pero ostias, que lo hagan bien. Es decir, es Namiel, no lo puedes matar de una forma tan de chiste.

    Y ojo no digo que tengan que darle una muerte heroica, podrían haberle matado como a un perro, o darle un final triste, o yo que se, una muerte con un poco de significado solamente, pero ese; “no quiero” “pues te corto la cabeza”, uf, un final demasiado de broma.

    También me hace gracia la parte en que Lion llega al planeta en cuestión, y en lugar de apoyar a los Manos de Hierro empieza a dudar de quienes eran los malos. Si, sé que se la pegaron en “Los Ángeles Caídos” y está como un poco atontado, sin saber quien es bueno y quien es malo, pero ostias es que no da una el pobretón, se supone que en el cuento han pasado ya 2 años de herejía, tan buen estratega que en teoría es y no hay manera de que acierte en nada.

    Es que además lo de las tostadas no es coña. A ver no es que se entere de lo del planeta desayunando, pero literalmente se acuerda de lo del artefacto por casualidad, llega a estar ese día en otra cosa y la Guardia de la Muerte se merienda el planeta, tan buene estratega no será con tales descuidos.

    Es decir, en “La Caída de los Ángeles” se va rápidamente a un mundo forja perdido, a rescatar un par de tanques un poco tochos porque “uy es que son muy potentes, tengo que salvarlos a toda costa”, y resulta que sabe que en Predium hay una especie de artefacto alienígena consciente que puede teletrasportar flotas enteras con un puto pensamiento, y tarda 2 años en acordarse de ello, es que no es lo suficientemente potente para salvarlo a toda costa o que.

    En fin, que si hay un personaje con el que me da la sensación que van dando tumbos los escritores en la Herejía de Horus, es el pobre de Lion.

  2. Con perdones, acerca de la frase «de Lion hiendo a ese planeta a recuperar el artefacto» y su corrección.
    «Yendo a por el pan, casi hiendo mi espada en aquella anciana que me cortaba el paso con el carrito».
    Con la Y, voy. Con la H, tajo a la vieja.

  3. @Canivoro, mil perdones, ya está corregido, gracias por la advertencia.

  4. A mandar. De forma indirecta, por artículos anteriores como este, me habéis decidido a pillarme la primera trilogía de los Fantasmas de Gaunt.
    Veremos como me sientan, por lo que he leido hasta ahora, molan.

Deja una respuesta