[Catalogando Warhammer] Elfos Oscuros: Lanzavirotes, carros y otras máquinas de guerra (3-8)

Saludos, Señores de la Guerra.

Hoy en Catalogando Warhammer vamos a englobar en un único post (para compensar que no hubo la semana pasada) los lanzavirotes, carros y demás.

Lanzavirotes

Ha habido tres modelos distintos de lanzavirotes druchii. El primero data de 1988 y salió inicialmente bajo la serie C09 (C de Citadel). Esculpido por los gemelos Perry, pasó más tarde a la 74252 como tantas otras miniaturas de elfos oscuros.

Para Cuarta Edición salió un nuevo Lanzavirotes, esculpido por Norman Swales (máquina) y Aly Morrison (dotación). Salió en 1995 y se conoció bajo el código 75912, luego 212011.

Y, por último, el excelente lanzavirotes de Sexta Edición esculpido por Dave Andrews (máquina) y Chris Fitzpatrick (dotación, con sus cejas marcadas y sus brazos finitos), lanzado al mercado en 2001 bajo la referencia 212038.

Carros

El primer carro druchii del que hay constancia es esta edición limitada de Bob Naismith, complicada de obtener, que salió en 1989.

Pese a tener reglas, e incluso a salir Malekith montado en uno (en ilustración), no hubo carro de gélidos en cuarta, ni en quinta. No fue hasta Sexta que vimos este fabuloso carro de cowzillas, obra de Mark Bedford, Dave Andrews y nuestro Juan Díaz.

Por último, un kit dual que salió durante Octava Edición y que aún está a la venta, para montar bien un Carro de Gélidos bien un Carro Fustigador (de corceles), obra de Oliver Norman. Me quedo con el carro de Sexta con los gélidos de Octava.

Caldero de Sangre / Altar Drenasangre

El primer caldero de sangre data de 1997, de quinta edición (no hubo en cuarta). Esculpido por Norman Swales (caldero) y Aly Morrison (elfas), este caldero con ruedas no estuvo mucho tiempo a la venta.

Cuatro años, de hecho, hasta que en Sexta Edición salió el espectacular Caldero de Dave Andrews (caldero) y Chris Fitzpatrick (elfas de cejas prominentes y miembros delgados). La bruja que dirige me parece una de las mejores miniaturas de Sexta.

En Octava Edición salió un reesculpido del Caldero, que (como era habitual) fue un kit dual para montarlo no sólo como Caldero (con ruedas) sino alternativamente como un Altar Drenasangre con su medusa. Es obra de Aragorn Marks y salió a la venta en 2013 (y aún está a la venta).

Sin que sirva de precedente, en el caso de los Altares me quedaría con los tres. El primero me parece basto pero, a su vez, temible. El segundo tiene un Khaine y una hechicera brutales. Y el tercero me parece impresionante.

Acerca de Namarie

Multifriki, aficionado al cine, a los cómics y a los wargames, en especial Warhammer (Fantasy). Co-creador de Cargad y creador de los Manuscritos de Nuth.

9 comentarios en «[Catalogando Warhammer] Elfos Oscuros: Lanzavirotes, carros y otras máquinas de guerra (3-8)»

  1. Caramba, qué poca actividad de comentarios hay últimamente…

    1) Lanzavirotes: me quedo con el de Sexta pero sin ninguna duda, me parece brutalérrimo, y aún hoy en día su único defecto es que no está en plástico. El de cuarta/quinta tuve dos y les tengo cariño, pero sufren el mismo defecto que toda la gama de entonces: manos enormes, poses ortopédicas, etc. Por cierto, siempre me ha parecido curioso como las máquinas de guerra en Tercera tenían mucha dotación (a veces hasta cinco o seis) y luego los redujeron a dos o tres en ediciones posteriores.

    2) Carros: qué pena lo de las vacas gordas con escamas, que arruinan completamente la imagen de velocidad que debería tener un carruaje a la carga (no parece que sean capaces ni de poder levantarse por sí mismos si se caen, imagínate para correr con esos jamones), porque el carro de Sexta me sigue pareciendo uno de los mejores carros que ha sacado GW, y además cuela muy bien como carro del Caos (de Slaanesh sobre todo). El carro «monorrueda» me sigue pareciendo una soberana soplapollez muy propia de Octava, época negra para el Warhammer donde abundaron esta clase de experimentos chorras, como el carro volador tirado por palomo gigante o el cañón láser imperial (pero no sacaron el dirigible enano que todo el mundo quería y esperaba, por favor, eso hubiera sido ridículo). Cuando pienso en Octava siempre me viene a la mente un dicho americano que evoca una imagen muy gráfica y acertada: «se dedicaron a tirar cagarros contra la pared, a ver cuántos se quedaban pegados». Pues eso.

    3) Altares: el de 1997 siempre tendrá un lugar en mi corazoncito, porque me lo regaló mi padre (DEP), y tenía un montón de detalles geniales, como los huesos humanos mezclados con los carbones del brasero, las burbujas en la sangre y el palpitante corazón que sostenía la bruja jefa. Gran modelo para la época. El de Sexta pues desborda carisma por todas partes como casi toda la gama de entonces, (y además proporcionó a los jugadores Eldar un avatar alternativo), y el de Octava, pues está bien chulo, aunque demasiado enorme para mi gusto. Y la medusa, que es un miniaturón, tuvieron la estúpida idea de esculpirle la sangre en el cuerpo, que cuesta horrores limarla y si no eres muy buen pintor parece melmelada de fresa. Qué manía con escuplir efectos, rediós. Estoy hasta las narices de tantas llamitas, humitos, goterones de sangre y demás sandeces.

  2. El carro de edición especial no lo conocía y me parece como muy adelantado para su época.

    Y el lanzavirotes de sexta es normal que no se haya actualizado, es de las mejores minis de EO

  3. ¿Porqué casi siempre la autoría es conjunta de los hermanos Perry? ¿hay más casos de autoría conjunta en Citadel?

  4. Sí. En las de plástico multicomponente, en muchos casos se trata de distintos escultores, por ejemplo. Y de metal hay algunos, aunque normalmente son de una persona.

    Un problema en minis antiguas es que metían en el catálogo a veces varias miniaturas y ponía «Alan & Michael Perry»… eran suyas pero a saber cuál era de cuál, o si eran de ambos. En todos estos casos lo dejé como «Perry».

  5. Probablemente sea más producto de la poca importancia que tenía la autoría en el pasado, no había demasiada diferencia en nombrarlos juntos o separados. ¿Esto de quién es? De esos gemelos que andan todo el día juntos, los Perry. Al fin y al cabo las miniaturas son el resultado de procesos en donde participan muchas personas que desciben el trasfondo, los conceptos generales etc Quizá se parecen más en su proceso a una película de Hollywood que a una escultura artística.

    Estaría bien un debate sobre si las figuras son arte o artesanía y cómo esos conceptos han ido cambiado de los 70 hasta aquí.

  6. Ufff diría que todo lo contrario. Se pasó de un momento, los 80, donde se publicitaba más el escultor que las miniaturas en sí, y donde hubo escultores que hasta tenían sus propias marcas (Aly y Trish tenían Marauder, Bob Olley tenía Iron Claw…). En los ’90 y ’00 en todas las revistas se incluía el escultor. Sin embargo a partir de 2010, cuando ya todo era plástico, empezó a ser más complicado saber quién esculpía cada cosa, hasta que hoy en día ponen simplemente «citadel team». Ya no importa el nombre de los escultores.

  7. estoy con Namarie, en aquel momento el escultor era muy importante. Tom Meier, Kev Adams y algunos otros eran escultores de prestigio y su nombre se usaba para atraer a los compradores… fíjate en los dragones de Tom Meier, por ejemplo.

    el caso de los perry era particular, quizá por la especial relación entre ellos…

  8. La verdad es que no estoy muy al tanto de las novedades de Citadel y pensaba que sería al revés, siguiendo la tendencia del mundo del arte. Entonces confirmamos industrialización o hollywoodización de Citadel, o incluso nbaciación jeje

  9. Pues no me terminan de gustar las esculturas de 6a… el lanzavirotes me encanta, pero la dotacion la veo fea y caricaturesca.
    Los carros de 8a me gustan, igual es que no me llama mucho ver fantasia tradicional, pero esos diseños que los hacen diferentes y unicos,
    les da como un valor añadido.
    El altar, pues no me gusta ninguno. Los primeros los veo feos y el ultimo me da la sensacion que podria dar vueltas por algun Carnaval. Por cierto, la bruja que dirije el caldero de sexta me recuerda mucho a Morgwaeth (con otra arma y sin piedra tactica).

Deja una respuesta