[Warhammer 40.000] Primeras impresiones de la Novena Edición

Saludos, Señores de la Guerra.

Hoy, por fin, he jugado mi primera partida a Warhammer 40.000 desde hará creo que una década. Mi profesor ha sido Vicius (un jugador muy conocido en BCN) en Starship Games (Barcelona), donde no sé si por el puente o porque han abierto las discotecas, pero hemos estado prácticamente solos con la supervisión de Marc (ayudando con algunas reglas). Así que , prácticamente, ha sido una demo donde el bueno de Vicius iba explicándome todas las reglas (hemos ignorado un montón de cosas como estratagemas y puntos de mando) mientras íbamos lanzando los hexaedros.

Para esta primera partida lo único que debía llevar es un ejército de 500 puntos, y como no tenía ni idea (más allá de que tengo que meter 1 Cuartel General + 2 Líneas) he llevado lo siguiente (todo de la caja de Indomitus):

  • CG: Guardia Real, con Blaster Gauss Reliquia.
  • Línea: 2x 10 Guerreros Necrones, con Segador Gauss.
  • Ataque rápido: cuatro Enjambres Canópticos.
  • Élite: 3x Destructores Skorpekh, uno con Hojasegadora y dos con Trilladoras.

Inicialmente tenía un Señor Skorpekh en vez del Guardia Real y los enjambres, pero en aras de llevar una unidad más he preferido esta configuración. Podría haber subido a 1.000 puntos, pero creo que está bien.

La misión que Vicius había pensado era con cuatro objetivos en forma de cruz en vez de quincunce; todos daban 5 puntos de victoria y los tres centrales +2. He decidido dejar los escarabajos ocupando «mi» objetivo (con miedo a que desplegase su cápsula) y he avanzado con las tres unidades, moviendo más gracias a la habilidad del Guardia Real.

La partida, pues ha sido una demo, con situaciones supongo que poco «exprimidas» en aras de buscar una mejor experiencia de juego. Sí que he visto que los Skorpekh pegan unas leches considerables (igual que los exterminadores supongo) y he comprobado lo «bueno» de los necrones, esa tirada extra para que se levanten de nuevo mola.

Me ha gustado, no me ha gustado…

Pues mi balance ha sido, sorprendentemente, positivo. No recuerdo si me gustó 40k la última vez que lo probé (creo que no), pero me he quedado con ganas de más. Lo que me ha ENCANTADO es el tema de los objetivos. Os seré sincero: estoy muy cansado de jugar «batallas campales», opino que (al menos en WH6) es un mal vicio que termina derivando en comportamientos hipercompetitivos, listas fijas y actitudes culoduras que no hacen ningún bien al hobby. En Warmachine ya me encantaba el tema de control de objetivos (aunque me chirriaba el CK), en algún Corredores he aplaudido los escenarios con control de objetivos. Pero lo de hoy ha sido otro nivel, hasta el punto de pensar «ojalá todas las partidas fueran así». [Y sí, mi hastío hacia las batallas campales en descampados ha sido uno de los factores a la serie de posts de Escenarios para WH6]. Además, no es «quien controle la final gana» (que sería algo que podría derivar en un «yo te mato todo y luego si eso voy a por los objetivos»), sino tener puntos por objetivos en CADA turno… brutal. Sin esto de los objetivos, seguramente 40k no me gustaría, pero con esto, ¡ay!

Luego hemos estado un poco de charleta y me hacían chirivitas los HOJOS el «modo Cruzada». Creo que es un grandísimo invento. Entre el modo Cruzada, las «ediciones recluta» de 40€ y los Start Collecting, opino que Games Workshop sí que ha sabido cómo introducir sangre nueva en el hobby (cuán distinto de hace diez años donde tenías que gastarte 200€ para empezar a jugar…). Ojalá tuviera más tiempo para poder jugar al modo Cruzada… pero tengo que compaginarlo con una campaña de Warhammer.

Y, en cuanto a las reglas en sí (dejando aparte el tema objetivos) he visto cosas que me han gustado (la nueva «tabla para herir» me parece mejor que la antigua). Otras, ni sí ni no, supongo que tengo que aprenderlas (como lo de mover y luego cargar). Hay muchas reglas, y muchas excepciones… supongo que con el tiempo iré pillándolo. Lo que no me ha gustado (y es algo que ya no me gustó en AoS) es el tema de la resolución de combate. Me encanta que «todo lo que haya sufrido una herida chequea», genial (sería muy chulo en Warhammer), lo de que con un 1 te quedes pues vale, pero eso de que al 1d6 le sumes las heridas y luego compares con tu L y se muere uno y luego vuelves a tirar… se me hace raro. Hubiera preferido que quien pierda retrocede X pulgadas y el vencedor puede «apretar», en vez de tiradas de dados. No sé. Eso es lo único que me ha quedado un poco «mñeh».

En resumen…

Pues me ha gustado más de lo que creía. El modo Cruzada y el tema Objetivos me han parecido chulísimos, el tema de desmoralización no tanto, pero la balanza se inclina por el «mola». El siguiente paso, por supuesto, es seguir aprendiendo, pero me parece un juego muy chulo, y mucho mejor que las anteriores veces que lo he probado.

Acerca de Namarie

Multifriki, aficionado al cine, a los cómics y a los wargames, en especial Warhammer (Fantasy). Co-creador de Cargad y creador de los Manuscritos de Nuth.

11 comentarios en «[Warhammer 40.000] Primeras impresiones de la Novena Edición»

  1. Pues me alegro mucho de que té ha gustado!!
    Pienso lo mismo tanto de los objetivos como en el chequeo de liderazgo, aunque este ultimo lo veo muy descafeinado (en AoS es peor, o todo o nada…).

  2. Me alegro que te haya gustado, 40k en plan relax es un buen juego para pasar la tarde, yo ando esperando la caja de templarios negros, mas por romanticismo templario que por la caja en si.

    En AoS el liderazgo es así, si una unidad ha sufrido una baja, tiras un dado y lo sumas al numero de bajas, si supera el liderazgo se van fuera tantas minis de la unidad, como la diferencia entre tirada+bajas-liderazgo.

    Si te ha gustado jugar con objetivos, puedes mirar de usar los escenarios de AoS para Fantasy, hay un montón y no tienen que ser muy difíciles de implementar y lo mismo con el sendero a la gloria el equivalente al modo cruzada.

  3. Me pasa lo mismo con el liderazgo en a AoS y 40K (al que por cierto tambien estoy aprendiendo a jugar), el tema de que «se vayan miniaturas» hace que basicamente todos los combates «sean a muerte» a no ser que el jugador retire su unidad voluntariamente del combate, le quita estrategia que tu unidad pueda huir y luego reagruparse para volver al combate, ese elemento «aleatorio» le da vidilla a la estrategia, y no me parece muy «logico o realista» eso de que se vayan uno o dos soldados sueltos mientras el resto aguanta la linea…

  4. @Orejaspicudas
    El problema de AoS no es que se vayan, el problema es que o no hace nada (el 90% de las veces) o que pase mucho (que se vaya 50% o más de toda la unidad). 40k lo tiene algo mejor ya que cuesta bastante más que se vayan a cambio de otra tirada de dados extra (cosa que tampoco me gusta).

  5. En un juego que se supone de estrategia militar que se considere algo malo que el objetivo o al menos una foma válida de ganar sea aniquilar al enemigo «y ya está» me llama mucho la atención. Si aniquilo tu ejército y te consideras ganador, ya podía ser valioso el punto ese que has estado de pie al lado. Que sea la excepción en algún escenario, bien, pero que sea la norma… Por lo que sigo AOS tampoco hace que se vean listas muy variadas (el meta es este, y si meto otra cosa es por variar, no porque crea que vaya a ser competitivo), y pasada la novedad, tampoco más variadas las partidas en sí. Además en mi opinión hace de las partidas algo mucho más aleatorio que a menudo se deciden por una tirada de dado (vaya, has conseguido el doble turno y vas a ocupar ese objetivo, voy recogiendo. Y quien dice doble turno dice no he conseguido matar a esta unidad que está ocupando este objetivo).

  6. MrFeanor: el problema es que es imposible contentar a todo el mundo. Hubo ediciones de 40,000 que se basaban en «matar al enemigo y ya está» como tu dices, y lo de ocupar objetivos era muy secundario o directamente no existía (por ejemplo a principios de la 3a edición, o en la 2a que generalmente los objetivos de misión te daban unos pocos puntos de victoria extra y ya). Los wargames, igual que cualquier otra cosa, también van por modas y tendencias, y veo que ahora se llevan mucho los objetivos y las estratagemas. A lo mejor dentro de diez años volvemos a la espartana sencillez de 3a, o al semi-juego de rol de Rogue Trader, o al espanto de 7a.

  7. @MrFeanor
    Las listas variadas de AoS salen en ejército que tienen muchas minis como para poder hacerlas. Este fin de semana pasado han quedado varios SCE (con nuevo libro) 4-1, uno 5-0 y algunos cuantos más 3-2. La gracia es que ninguno usaba ni la misma lista y se han visto 5 subfacciones diferentes…

    Otra cosa es jugar con el códex de 2.0 y apretar a muerte las mismas listas que funcionan por números puros y ale… cosa que siempre ha pasado en todos los juegos que tienen formato competitivo.

  8. A mi 9a inicialmente me causó buena impresión, jugando a patrullas ves que coge cosas buenas de anteriores ediciones, como las misiones y misiones secundarias; y corrige errores de 8a, como el tema vehículos; además de que añade cosas que muchos ya hacíamos en pachangas, como el cambio en la mesa de juego. Pero luego a partidas «grandes» (entre comillas porque cuando digo grandes quiero decir a partir del equivalente de 1500 puntos) le pasa como a 2a edición, se complica y se ralentiza tanto que hace que llegar al 4° turno lleve una tarde entera, las estratagemas, los puntos de mando y las reservas rompen la fluidez que tienen el juego a partidas pequeñas y si juegas «oficial» ves que acabar una partida te lleva desde el café de la comida hasta después de las pizzas de la cena… es algo que siempre me ha fastidiado de algunas ediciones de Warhammer Fantasy y 40k 😛

  9. Pingback: [Warhammer 40.000] Mis necrones de Indomitus, ¡terminados! - ¡Cargad!

  10. @P. Cantor y @ Belisaurio. Estoy de acuerdo con vosotros. En cuanto a los objetivos además de estar de moda y estar acorde a los gustos actuales, en teoría elimina algunos estilos de juego que son considerados menos divertidos, como estar estático y disparar, o las estrellas de la muerte, y obliga a disputar el campo de batalla. Solo digo que me llama la atención y que no evita ciertas actitudes. Y lo de las listas creo que es una tendencia actual, la gente tiende a usar lo que está contrastado, lo veo también en los videojuegos. En el caso de AOS mi impresión es que al estar poco condicionado el rendimiento de las unidades al necesitar resultados fijos, se pueden optimizar más las listas eligiendo configuraciones que estadísticamente sean simplemente mejores, que entiendo que es a lo que te refieres con lo de números puros. Pero estoy seguro de que lo sigues más que yo, y me alegra que en la nueva edición la gente vea que hay más opciones viables.

Deja una respuesta